Proceso de lubricación

El proceso de lubricación , así como la técnica de lubricación, se utilizan para aplicar lubricantes en períodos de tiempo determinados y en cantidades fijas en uno o más puntos de lubricación. En función de la técnica, el lubricante será nuevamente desviado.

Los distintos procesos de lubricación se utilizan en la lubricación industrial, pero también en otro muchos ámbitos. De este modo, las técnicas de lubricación son una obligación para todo tipo de vehículos, máquinas pequeñas, máquinas de construcción, máquinas agrícolas y también para aerogeneradores.
Para seguir cubriendo las necesidades cada vez más exigentes de nuestro mundo altamente técnico, se desarrollan continuamente procesos de lubricación y se mejoran las técnicas de lubricación ya existentes. Además de los distintos procesos de lubricación, los distintos lubricantes también desempeñan un papel fundamental.
La necesidad cada vez mayor de la industria exige soluciones innovadoras sobre los distintos procesos de lubricación y lubricantes.


Básicamente, los distintos procesos de lubricación se dividen de la siguiente manera:


Lubricación de consumo:
La lubricación de consumo aplica el lubricante sobre el punto de lubricación. Tras el uso, el lubricante, en caso de que siga habiendo, se cambiará o sustituirá por un lubricante fresco.


Lubricación por circulación:

Con lubricación por circulación se hace referencia a un circuito de lubricante. El lubricante realiza un viaje de ida y vuelta al punto de fricción.